Veto a la fusión entre Penguin Random House y Simon & Schuster

Tras un largo juicio que reunió varias declaraciones para analizar la fusión de 2,200 millones de la editorial Penguin Random House y Simon & Schuster, la jueza federal del caso decidió bloquear la fusión entre las dos empresas. La decisión se considera una victoria significativa para la administración Biden, que está tratando de expandir los límites de la aplicación de las normas antimonopolio.

La jueza Florence Y. Pan expresa en su orden judicial que el Departamento de Justicia ha demostrado que la fusión podría dañar «sustancialmente» la competencia en el mercado de derechos editoriales de Estados Unidos. Esta decisión contradice el visto bueno dado por la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido en mayo de 2021

En un comunicado oficial, Penguin Random House dijo que apelaría y calificó la decisión como «un revés desafortunado para lectores y autores». La editorial argumentó además que «el enfoque del Departamento de Justicia en los avances para los autores mejor pagados del mundo en lugar de los consumidores o la intensa competencia en la industria editorial es contrario a su misión de garantizar una competencia justa».

Markus Dohle, presente en la Feria del Libro de Sharjah, aprovechó su conversación con Bodour Al Qasimi durante la Conferencia de Editores para expresar su sentir sobre la decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. «Estoy muy decepcionado», dijo. “La idea de unir a Simon & Schuster con Penguin era muy simple. Somos una comunidad de 325 sellos y trabajamos una historia y un autor a la vez. E invertimos mucho en distribución, distribución global, distribución local para vender nuestros libros, y estábamos convencidos desde el principio de que podemos vender más libros de Simon & Schuster de los que vende hoy. debido a nuestra inversión de 250.000 millones de dólares solo en los EE. UU. durante los últimos 10 años en nuestra distribución».

Dohle también dijo que los lectores se habrían beneficiado de la fusión ya que, según sus palabras, Penguin vende sus libros «a través de más minoristas que cualquier otro grupo editorial» y también lo hacen los autores, por todas las regalías. «Y después de la fusión, seríamos menos del 20% del comercio de EE. UU., mientras que Amazon tiene el 50% en el sector minorista». «Estoy muy decepcionado y creo que esta decisión es completamente incorrecta». agregó Dohle.

En contraste, el Fiscal General Adjunto Jonathan Kanter de la división antimonopolio del Departamento de Justicia argumentó que «la fusión propuesta reduciría la competencia, disminuiría la compensación de los autores, disminuiría la amplitud, profundidad y diversidad de nuestras historias e ideas y, en última instancia, empobrecería nuestra democracia». Agregó que la consolidación habría causado un daño lento pero constante a escritores, lectores, libreros independientes y pequeñas editoriales. «La publicación debería centrarse más en el crecimiento cultural y los logros literarios y menos en los balances empresariales».

En su comunicado, Penguin Random House anunciaba que aquí no terminaba el intento de fusión de los dos miembros del Big Five editorial y que recurrirían la sentencia: «La demanda del Departamento de Justicia es errónea en cuanto a los hechos, la ley y la política pública», insistía Daniel Petrocelli, abogado de Random House.

La fusión entre Penguin Random House y Simon & Schuster a través de la adquisición de este último por parte de Bertlesmann se anunció el 25 de noviembre de 2020. Hoy, casi dos años después, aún no es una realidad. Nadie en el sector esperaba que esta fusión fuera rápida, debemos recordar que la compra de uno de los cinco mayores editores del mundo por parte de otro que juega en su misma liga representa un movimiento sin precedentes en el mercado editorial mundial y que, además, potencia aún más la concentración del sector.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest