Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Sumaq Asiri, la niña de la hermosa sonrisa

Carmen Pachas Piélago y Andrea Lértora. Yachaypullaypacha (Perú), 5,20 €  (24 p) 978 612 46570 2 3

Sumaq Asiri, que en quechua significa “Hermosa sonrisa”, tenía los dientes más brillantes a la luz del sol. Pero no siempre se llamó así. Antes era Llakisqa Asiri, “Triste Sonrisa”, pues sus dientes opacos y débiles no daban lugar a otra forma de llamarla. Todo cambió cuando unos parientes llamaron a sus padres para la cosecha del Kiwicha, y ahí conoció por primera vez esta semilla, que algunos llamaban “coyo” y otros “achis”, venido de esa planta parecida a “cordones de algodón pintados de fucsia” y de la que se aprovechaba no sólo el grano —que no cereal—, sino también las hojas, tanto que era reconocida, por los médicos de los quipus, como un alimento con muchas propiedades que después serían definidas como minerales, vitaminas, calcio y hierro.

En esta historia, que es más un retrato de las costumbres, lenguaje y organización social de los pueblos andinos alrededor de un valioso alimento conocido comúnmente como “amaranto”, Carmen Pachas Piélago (AIA PAEC y los Hombres Pallar) registra de manera divertida y emotiva para los niños, la manera en que lo que comemos puede cambiar no sólo nuestra salud, sino también enriquecer y dar forma a la comunidad en que vivimos, pues en torno a su siembra, cosecha e intercambio, se forman y desarrollan los pueblos. 

Las ilustraciones corren a cargo de Andrea Lértora (Cuentos heridos), quien retrata de manera atractiva y muy colorida, las singularidades de la planta y los pueblos quechuas, con sus rasgos culturales e identidad física característicos. 8-12 años.