Sophos: la gran librería centroamericana

Lo que ha logrado la familia Pennington-Hunziker en Ciudad de Guatemala se puede calificar como milagro. En sus dos décadas de existencia Sophos se ha consolidado no sólo como la gran librería de la capital y del país, sino también de la región. Es —sin duda— uno de los espacios por excelencia de encuentro entre los intelectuales y artistas de la metrópolis de tres millones de habitantes, de los lectores nativos sistemáticos y de los viajeros de paso.

En sus estantes conviven las últimas novedades de las editoriales del país y los libros de fondo sobre Guatemala con volúmenes, sobre todo de narrativa y de ensayo, que llegan desde los países cercanos, España y el resto de países de nuestra lengua. También se pueden comprar ejemplares de los libros que la propia librería edita con un gusto exquisito (en mi biblioteca atesoro Pan y cerveza, de Eduardo Halfon).

El interiorismo de la librería reproduce una atmósfera cálida. Phillipe Hunziker, hijo de padre suizo y madre guatemalteca, nieto de europeos y norteamericanos, es el gerente comercial y la cara más visible del proyecto desde que su madre Marilyn —la alma y fundadora de Sophos— se ha retirado de la primera línea. Me cuenta por correo electrónico y por WhatsApp que quiere ser “una librería acogedora, con un café, que invita a pasar mucho tiempo en ella”. Se ha logrado mantener la sensación arquitectónica de intimidad, pese a que la primera Sophos, que se inauguró a finales de 1998, tenía 180 metros cuadrados, y el local actual suma 800. Es como “la sala de estar en la que nos gustaría vivir”, pero con la voluntad de que la familiaridad conviva “con el descubrimiento”.

Se parece, de hecho, una biblioteca. Por eso no me sorprende la siguiente anécdota: “Hace muchos años, una cliente que llegaba casi a diario y se sentaba a leer en una mesa al fondo, se acercó a la caja a preguntar dónde estaba el libro Inteligencia emocional, de Daniel Goleman, le informamos que se nos acababa de terminar este título, a lo que respondió: «Pero ¿cómo? ¡Si no había terminado de leerlo todavía!?»”.

Como en la mayoría de las librerías que importan, el diálogo se da en Sophos entre el librocentrismo y el centro humano: “es una librería que aprende de escuchar a los lectores y una institución de personas”, afirma Hunziker. La librería está en el corazón de un  “barrio corporativo, turístico, comercial, esto le imprime una cierta cualidad elitista, sin duda, que desafortunadamente aleja a una parte de la población que puede sentirse excluida”.

  Le pregunto, como hago siempre en esta sección, cuáles son los tres libros más vendidos. Me responde:El arte del asesinato político, del prestigioso escritor guatemalteco Francisco Goldman, una disección del homicidio del Obispo Gerardi en 1998; Tiempos recios, de Mario Vargas Lllosa, que habla también sobre el país centroamericano, a mediados del siglo pasado; y La corrupción de un presidente sin tacha, de Francisco Pérez de Antón, un trhiller político que también remite a la realidad local, pero en pleno siglo XXI. 

Sophos no recibe ningún apoyo institucional. El Estado financia, a duras penas, una cuarta parte de la Feria Internacional del Libro de Guatemala. De modo que no va a ser fácil para las pocas librerías del país sobrevivir a la pandemia. La mayoría son, al mismo tiempo, pequeños sellos editoriales, agrupados en la Asociación Gremial de Editores. Sophos permaneció cerrada del 16 de marzo al 1 de agosto de 2020. Las ventas han descendido, pero por suerte la librería estaba adaptada al comercio digital. Como no confiaban en la compensación estatal para los empleados, pactaron reducciones de sueldo. Me cuenta el librero: “Logramos mantener a bordo a todos los empleados que quisieron seguir (solo una persona nos dejó en ese momento), redujimos todos los gastos no indispensables y todos reinventamos de una u otra forma nuestros puestos, será el peor año de la historia de Sophos, pero habremos sobrevivido”. 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *