Publishers Weekly en Viñetas: Especial sin capas

Toca dar un paseo por terreno no superheroico, un repaso por las editoriales que adquieren un merecido prestigio ofreciendo títulos que se alejan del omnipresente género de las mallas de colores y amenazas interplanetarias donde el futuro de nuestro planeta suele estar en peligro cada dos por tres. Comenzamos el repaso de esta variada oferta.

La primera parada la hacemos en los designios de Leviathan Labs, editorial que recientemente ha iniciado la publicación de la saga protagonizada por The Barbarian King, una versión de cierto cimmerio creado por Robert E. Howard, y que poco a poco se está haciendo cada vez más grande. La primera referencia de este universo nacido en Italia apareció hace poco, Yara, un spin off centrado en uno de los personajes con mayor relevancia dentro de la historia principal y que dejó un inmejorable regusto en el paladar de los exigentes aficionados al género de la espada y la brujería.

Pero, ¿por qué empezar con un relato centrado en un personaje que no es el principal, el propio bárbaro? La razón nos llega en forma de dos nuevos volúmenes, las dos primeras entregas de la colección principal en las que la importancia del brujo Yara es determinante para el devenir de los acontecimientos que se narran. La espada rota y El rey caído supone el arranque de una épica odisea en la que esta suerte de Conan crepuscular abandona, de manera forzada, su apacible vida en el trono de Aquilonia para vivir una última aventura haciendo lo que mejor hace.

El rey guerrero parece estar algo hastiado de una monótona vida al frente del reino más poderoso que el mundo ha conocido. Un sentimiento de añoranza aparece en su cabeza, echando de menos aquellos días de batallas en los que todo se arreglaba por medio del acero. Una paz que se va a ver interrumpida con la aparición de un viejo conocido, el brujo Yara, convertido ahora en Yag-Kosha, y que busca venganza contra el bárbaro por haber robado la espada mágica de la extraía su poder. Ahora la situación ha cambiado, el hechicero de Estigia regresa acompañado por un numeroso grupo de monstruosas criaturas y peligrosos mercenarios que buscan invadir Aquilonia y destruir a Conan.

Este primer volumen cuenta con un guion escrito a cuatro manos por Massimo Rossi y Alessio Landi, un arranque que recuerda poderosamente a la premisa de partida que Jason Aaron utilizara en el regreso del cimmerio a La Casa de las Ideas. El mencionado tono crepuscular que reina a lo largo del relato le sienta de maravilla a la historia, haciendo que esa sed de aventuras por parte del protagonista se apodere de una narración que no sabemos hacia dónde se dirige. Si bien, esta nueva versión, no teme aportar grandes dosis de violencia y momentos de puro salvajismo que mezclados con ciertos elementos extraídos de un género creado por otro genio de la letras como es H. P. Lovecraft, da como resultado una combinación sobresaliente en la que terror cósmico y aventura clásica van cogidas de la mano para disfrute del lector.

La parte gráfica de La espada rota recae sobre tres interesantes autores que se reparten las tareas haciéndose cargo cada uno de ellos de distintos pasajes, dependiendo el momento del tiempo en el que transcurra la acción. Federico de Luca, Alessandro Bragalini y Luca Panciroli dejan su impronta a lo largo de las casi ciento veinte páginas que componen el volumen en las que podremos encontrar trazos y estilos que recuerdan a leyendas como Simon Bisley, John Buscema o P. Craig Russell. Un repertorio de espectaculares páginas en las que la atmósfera creada por todos ellos se va a adueñar de una narración absorbente que mantendrá al lector en vilo desde la primera viñeta.

The Barbarian King Vol.1: La espada rota
V.V.A.A. Leviathan Labs. 15,00 € (140p.) ISBN: 9791280137050

Afortunadamente para nosotros, el arranque de The Barbarian King en nuestro país, viene avalado por los dos primeros volúmenes de la saga. El rey caído supone la confirmación de que, lo que hemos leído en la primera entrega, no es flor de un día. El regreso de Yara ha supuesto un punto de inflexión en la vida del rey cimmerio, siendo despojado de todo lo que quería y le importaba. Lejos de sentirse derrotado, el bárbaro sabe muy bien cómo tiene que hacer frente a estas inesperadas vicisitudes, unos obstáculos que serán superados gracias al acero.

Ambos personajes, Conan y Yag-Kosha, quieren más, los dos buscan terminar con su adversario y continuar con una venganza cuyo final dejará tan solo a uno de ellos con vida. El hechicero intentará que el castigo recibido durante sus años de juventud no queden impunes, mientras que el bárbaro hará todo lo posible por vengar a su familia allá donde buscando la forma de que Yara pague por todos los pecados cometidos desde su reciente resurrección. Un viaje extremadamente peligroso y sin retorno pero que ninguno de ellos dudará lo más mínimo en hacerlo.

Tras la sorpresa que supuso la lectura del primer volumen, este segundo continúa con un relato apasionante, una propuesta novedosa y robusta que avanza con paso firme gracias al trabajo, una vez más, de Rossi y Landi. Se nota que ambos autores se compenetran a la perfección, urdiendo una historia que no hace más que crecer en interés y complejidad, perfeccionando la original mezcla de espada, brujería y horror cósmico que ya nos fascinó en La espada rota. Para todos aquellos que conozcan el universo Conan podrán encontrar referencias e influencias del mítico relato La Torre del Elefante, un texto apabullante que sigue siendo de obligada consulta para los que quieran sumergirse en este género.

Resulta  muy gratificante que la mencionada historia, publicada hace ya noventa años en Weird Tales, haya servido como inspiración y punto de partida para un cómic actual. Esto demuestra el respeto con el que la pareja de guionistas se aproxima al personaje y a toda su mitología. Pero que nadie piense que The Barbarian King se queda ahí, esta actualización va mucho más allá, adentrándose en rincones que no habían sido explorados y cuyas posibilidades han sido aprovechadas al máximo, desarrollando una serie de conceptos que aportan frescura y novedad a un personaje con muchos años de historia a sus espaldas.

Este nuevo episodio en el tortuoso camino de la venganza que recorre el veterano bárbaro va a contar en el apartado gráfico con un Nicollò Tofanelli cuyos poderosos lápices se van a hacer cargo de la práctica totalidad del volumen, siendo asistido, al igual que en el primer volumen, por un grupo de dibujantes (Julmae Faustino, Kristoffer Ivan Carl D y Pagaduan) que dejaran constancia de su buen hacer en las escenas de flashbacks. Un arranque bastante prometedor el que conforman estas dos primeras entregas, la promesa de una saga que dará para mucho más y de la que muy pronto veremos un nuevo especial centrado en el personaje de Salomé, otro peldaño más en la construcción de un universo fascinante que no ha podido llegar en mejor momento.

The Barbarian King Vol.2: El rey caído
V.V.A.A. Leviathan Labs. 15,00 € (140p.) ISBN: 9791280137005

Dejamos atrás la violenta explosión de espadazos y nos adentramos en un terreno más tranquilo de la mano de Fandogamia, la editorial cuyo buen rollo y alegres publicaciones iluminan los grises caminos de la monotonía diaria. Hacemos una primera parada con los dos volúmenes que componen un manga delicioso, El pequeño Baku de Masamura Jûshichi, un alegato dedicado a todos esos emigrantes que emprenden un duro viaje en busca de una felicidad que parece no llegar nunca. Un canto a esas valientes personas en el que se mezclan varios géneros como la ciencia ficción o el slice of life.

Esta nueva referencia se convierte en otra prueba más del buen tino de Fandogamia al elegir los títulos que van a pasar a formar parte de su catálogo, productos que pertenecen a ese selecto grupo de «el otro cómic» que los diferencia de la propuesta masiva mensual donde los clones suelen atestar las estanterías de las librerías especializadas. En este relato vamos a conocer a Baku, un joven alienígena tapir que ha viajado hasta la Tierra en busca de sueños, alimento esencial para su especie y cuyas reservas empiezan a escasear en su planeta natal. Una alegría incontrolada que va a sufrir un duro revés tras su llegada a Japón ya que muy pronto sufrirá las consecuencias de la exigente burocracia nipona.

Jûshichi va a plasmar con todo lujo de detalles y enorme acierto todas las trabas que van a surgir a lo largo del proceso migratorio, los pros y los contras de una nueva vida que, en muchos momentos, harán desfallecer a la entusiasmada criatura. A todo esto habría que añadir otro revés más, su tío, el contacto en la Tierra que debía acogerlo a su llegada, está de viaje y no va a poder contar con alojamiento ni apoyo moral ante tantas novedades como son las costumbres terráqueas o los continuos reproches por parte de los humanos que muestran muy poca empatía con el recién llegado a un planeta que parece no ser tan hospitalario como creía.

El pequeño Baku incide sin complejos en un tema siempre de actualidad como es el de la inmigración a través de su personaje protagonista y de todos los que le rodean en la vida diaria. Muchos de ellos van a ser otros alienígenas que han llegado hasta aquí por distintos motivos, presentando una realidad que nos toca muy cerca. A pesar de lo amable de la propuesta y sus pinceladas de humor agradable, el autor no se corta lo más mínimo al exponer los muchos impedimentos que van a ir surgiendo desde la llegada a nuestro planeta: trabajos de máxima precariedad, prejuicios, interminables procesos burocráticos y la poca comprensión de personas sin conciencia social alguna.

La propuesta de este joven autor consigue que el lector empatice rápidamente con los personajes, haciéndose cargo de todas las dificultades y reveses que va a sufrir el pobre Baku, convirtiéndonos en cómplices de sus penas y sus alegrías. Una manera infalible de hacernos llegar el mensaje de la obra, reflexionando sobre un tema que no puede pasar desapercibido para nadie y propinando una bofetada de realidad a base de escenas que nos van a llegar muy dentro. Bien es cierto que también hay lugar para la alegría y, sobre todo, para la entereza, un sentimiento que siempre parece embargar al protagonista por mucho que todo esté en su contra, rendirse nunca es una opción para él.

Que nadie espere encontrar en la historia de Baku grandes dosis de acción desenfrenada o combates mayestáticos contra poderosas deidades. Estamos ante un relato que nos va a hacer pensar acerca de un tema muy delicado, una forma de concienciarnos acerca de la difícil situación que viven diariamente cientos de personas que intentan buscar un futuro mejor en su vida cotidiana. Para ello, el ritmo pausado que imprime Jûshichi a la narración es idóneo para centrarse en los pequeños detalles y convertirnos en testigos de excepción de una triste y dura realidad.

El pequeño Baku Vols. 1 y 2
Masumura Jushichi. Fandogamia. 9,00 / 11,00 € (200/260p.)
ISBN: 9788418419614 / 9788418419720

Cuando la siguiente referencia a reseñar vio la luz hace algunos meses también nos embargó cierta tristeza. Con la publicación del volumen decimocuarto de Giant Days le decíamos adiós a una de las mejores series de los últimos años y, como consecuencia, al grupo de protagonistas que se habían convertido en parte de nuestro círculo de amigos más íntimo. El día a día de tres universitarias y el ambiente en el que se iban a mover, se convirtió desde su primer número en una de las combinaciones más exitosas del panorama comiquero reciente, encandilando a multitud de aficionados gracias a unos divertidísimos guiones y a una química a prueba de bombas entre los personajes protagonistas.

Daisy Wooton, Esther De Groot y Susan Ptolemy. Las correrías de estas tres amigas han sido el motor de una serie que siempre ha mantenido un nivel sobresaliente, imperando un buen rollo que conseguía alegrar a todo aquel que se acercara a alguno de los volúmenes publicados por Fandogamia. Cada una de ellas con una personalidad bien definida que interactuaban entre sí para dar como resultado una lectura inolvidable. Estudios, familia, parejas, diversión o tristeza, todo tiene su importancia en Giant Days, conformando un retrato certero y muy honesto de aquellos días de apuntes, noches en vela y desenfreno generalizado.

El artífice de esta maravilla en viñetas, John Allison, plantea un final de colección bastante acorde y respetuoso con todo lo visto hasta el momento. Por un lado nos muestra los últimos días que las chicas van a pasar en la universidad, recurriendo a todo el plantel de secundarios que han pasado por la serie desde los primeros números. A continuación, como si de una sitcom televisiva se tratara, vamos a dar un salto en el futuro, mostrándonos una reunión que tendrá lugar un año después de haber finalizado sus estudios. Unas páginas cargadas de emoción que sirven para que el guionista retome tramas pasadas y las cierre convenientemente mientras presenta otras que nadie esperaba ver.

No podemos olvidarnos, igualmente, de Max Sarin, dibujante que tomó el relevo de Lissa Treiman a las primeras de cambio y que hizo suyo el aspecto, no solo de los personajes, sino de la serie en general. No cabe duda que, todo el humor desplegado por Allison, funciona mucho mejor gracias a la plasticidad de los lápices de Sarin. Las muecas, el lenguaje corporal y la expresiones faciales con las que nos obsequia la artista finlandesa se convierte en una seña de identidad de la serie, haciendo que el lector identifique fácilmente Giant Days gracias a su estilo agradable y rebosante de simpatía. La sociedad formada junto a la colorista Whitney Cogar se torna infalible gracias a la precisa paleta cromática, siempre aportando matices extras a lo que está ocurriendo sobre el papel.

Han sido seis años que han pasado volando y donde ha habido de todo. Risas, llantos, momentos difíciles, rupturas sentimentales y, por encima de todo, amistad, un sentimiento de complicidad que pocas veces se ve tan puro en un cómic y que, Allison, consigue que se muestre de manera sencilla, sin parecer forzado y siendo de lo más natural. Esta última entrega supone un broche de oro para una serie a la que habrá que recurrir cuando queramos alegrarnos el día, reencontrarnos con unos personajes que han hecho con nosotros el viaje hacia la madurez y a los que hemos incorporado a nuestras vidas gracias a la humanidad con la que han sido representados. Se les echará de menos.

Giant Days Vol. 14
John Allison y Max Sarin. Fandogamia. 10,00 € (112p.) ISBN: 9788418419805

La siguiente parada nos lleva hasta la parcela reservada para los lectores más jóvenes en ECC Ediciones. Su línea Komodo sigue sorprendiéndonos con la mayoría de sus propuestas gracias a historias de todo tipo cuyo planteamiento encandila por igual a pequeños y veteranos. De ámbar y fuego llegaba recientemente para dejar constancia de que un género como es el de la fábula parece funcionar siempre, un valor seguro con el que editoriales como ECC acierta de pleno. Es de agradecer que todavía haya autores implicados en hacer llegar este tipo de relatos a los más pequeños, ofreciendo lecciones que después podrán ser puestas en práctica en la vida cotidiana.

Agnès Domergue y Hélène Canac tejen una historia en la que amistad y venganza se contraponen dentro de un mismo escenario, siendo necesarios los dos sentimientos para que todo tenga sentido de cara a la moraleja final. Desde la calidez que desprende la ilustración que adorna la portada, nos podemos hacer una ligera idea de lo que nos espera en el interior del volumen, un relato de fantasía con animales como protagonistas y que se desarrolla en un ambiente medieval. Todo ello, con un estilo de dibujo tremendamente bonito y agradable, despertando sentimientos de pura amabilidad y bondad en el lector.

El zorro. Este va a ser el animal sobre el que va a girar la trama principal, en concreto, uno que puede adoptar forma humana. La última de esta especie, los kitsune, busca venganza contra el tiránico y malvado rey que gobierna en el lugar y al que culpa de su situación. Por delante, le espera un viaje lleno de peligros que lo llevará a conocer al hijo del monarca, presentando de esta manera un buen número de elementos que contribuyen a crear distintas capas y niveles por los que se va a mover el guion. Por supuesto, como suele ser habitual en este tipo de obras, el uso de metáforas está más que presente y justificado, administrando con gran precisión la complejidad de cada una de ellas para que sean fácilmente comprensibles por los pequeños y supongan algo más para los mayores.

El guion de Domergue se desarrolla de manera natural, siendo el proceder de los personajes el que se espera de cada uno de ellos, haciendo que todo discurra hacia lugares esperados por el lector, sin estridencias ni giros extraños que nos saquen de la historia. Canac, por su parte, consigue crear la ambientación ideal para que la atmósfera mágica del relato nos envuelva por completo. Los escenarios donde se desarrolla la acción, ya sea el palacio, el pueblo medieval o los paisajes naturales, se mezclan con unos personajes diseñados de manera espléndida. Ese cruce entre humanos y animales deja bien claro que estamos ante un texto de corte fantástico, un género al que se le suma otras influencias procedentes del manga, el cómic europeo o, incluso, los libros de ilustraciones.

Ya sea por el guion o por el arte, lo cierto es que De ámbar y fuego funciona a la perfección, consiguiendo de manera sobrada lo que pretende desde la primera página. Sobrevuela una ligera sensación de familiaridad a medida que avanzamos en la lectura pero termina apareciendo una personalidad e identidad propia que siempre es de agradecer. Un camino que se va creando con el ritmo adecuado y las piezas justas, una travesía emocional cuya parada final es todo lo que se puede esperar de un género que, aquí, resplandece con un fulgor bastante más luminoso que de costumbre, dejándonos más que conformes con el desarrollo mostrado por las autoras.

De ámbar y fuego
Agnès Domergue y Hélène Canac. ECC Ediciones. 25,00 € (96p.) ISBN: 9788419811950

Continuamos en los dominios de ECC para dar buena cuenta de una obra muy especial, Kroma de Lorenzo De Felici. El que fuera compañero de viaje de Robert Kirkman en la magnífica Oblivion Song vuelve como autor completo y entrega una historia de fantasía con tintes de ciencia ficción que, tal y como indica en los extras del volumen, debería haber visto la luz en el mercado europeo. Sin embargo, los continuos impedimentos que aparecían en Francia e Italia le hizo replantearse esa idea inicial y tras reestructurar el guion terminaría formando parte de Skybound, sello editorial del guionista de The Walking Dead e Invencible.

Si hay algo que va a llamar la atención de Kroma es el inteligentísimo (y necesario) uso del color ya que, gracias a la trama principal, termina convirtiéndose en un elemento fundamental dentro del relato. En un mundo de fantasía Ciudad Pálida se convierte en el único refugio para los pocos humanos que aún quedan con vida, un lugar en el que la defensa contra la gran amenaza del Rey de los Colores es, precisamente, la ausencia de ellos. Cuenta una leyenda la batalla que tuvo lugar en el pasado y que enfrentó al mencionado Rey contra la humanidad, una contienda que dio como resultado unas vidas teñidas de blanco que servirían como protección ante el malvado monarca ya que las horribles criaturas que lo acompañan son ciegas a dicho color. Ahora, Zet, uno de los jóvenes que viven en la ciudad, descubrirá algo que hará replantearse todas sus creencias, cuestionando si lo que lleva aprendido hasta el momento es cierto o no.

De Felici se destapa en Kroma como un guionista muy solvente, quizás no tanto en el planteamiento inicial de la historia pero sí en el desarrollo de la misma y. sobre todo, en el modo en el que la va a contar. No es la primera vez que nos vamos a encontrar a la humanidad sufriendo las consecuencias represivas de un dictador que busca su eliminación. Sin embargo, ese uso del color, convierte a la serie en una maravillosa experiencia lectora. La forma en la que va aportando datos y presentando elementos de la trama no puede ser más original, transmitiendo al lector esa sensación de peligro que aportan los colores a los habitantes de Ciudad Pálida. El contraste entre la zona segura y el exterior queda patente, una vez más, por la diferencia cromática entre ambas localizaciones, siendo un continuo torrente de emociones en el que belleza, peligro, tristeza y opresión se van a suceder dependiendo donde tenga lugar la acción.

Viendo los excelentes resultados de Kroma no podemos más que congratularnos de la espectacular evolución que ha experimentado el autor italiano desde aquel Oblivion Song con el que se dio a conocer al gran público. En este caso, no estamos hablando exclusivamente en el terreno gráfico, sino también a la hora de tomar las riendas para escribir un guion original. A todo esto hay que añadir también el hecho de encargarse del color de la obra, una tarea de vital importancia en el relato y que no ha querido delegar en nadie para obtener unos resultados sobresalientes. El resultado final, tan fascinante como interesante, augura un futuro más que prometedor a De Felici, demostrando, una vez más, que la libertad editorial ofrecida por Image Comics termina convirtiéndose en la llave que abre la puerta a la calidad superlativa.

Kroma
Lorenzo De Felici. ECC Ediciones. 27,50 € (208p.) ISBN: 9788419866301

Turno para Astiberri y dos obras maestras de cuantas pueblan su extenso catálogo. La primera de ellas vuelve a estar de máxima actualidad gracias a su reciente aniversario y uno de los títulos más exitosos de cuantos han publicado, Beowulf. Este clásico moderno firmado por David Rubín y Santiago García regresa a las estanterías en su décimo cumpleaños en una edición igual de espléndida que la anterior aunque, para la ocasión, viene plagada de extras y las veintidós planchas dibujadas por Javier Olivares que nunca antes habían sido publicadas, pertenecientes a un inconcluso proyecto que supusieron el origen del trabajo de Rubín.

En algún momento entre el siglo VIII y XII (a día de hoy, aún no se ha podido datar con precisión) se escribía de manera anónima el poema anglosajón Beowulf, unas líneas en las que se narra las andanzas de un héroe gauta que ayudará al pueblo danés a ser liberado de la opresión ejercida por un monstruo que los somete desde hace años. Un poema épico que se convertiría en el punto de partida para que García y Rubín entregaran su propia versión del clásico y por la que estarían nominados a los prestigiosos premios Eisner del 2018, momento en el que aterrizaría el cómic en el mercado estadounidense.

Las hazañas acometidas por este héroe irían desde el enfrentamiento contra la espantosa criatura conocida por los daneses como Grendel hasta otra nueva lucha, esta vez, viéndose las caras con la madre del temible monstruo. También existiría un tercer acto en el que un envejecido guerrero haría frente a un gigantesco dragón años después de los acontecimientos previos. Aunque el poema original cuenta con cuatro divisiones, los autores decidieron obviar una de ellas por su escasa repercusión, todo un acierto si atendemos a la calidad con la que las tres hazañas quedan retratadas de manera independiente aunque con un hilo conductor que sirve como nexo entre ellas.

No es la única licencia que se permite la pareja de autores, el retratar a Grendel como un ser oscuro, horrible y terrorífico que personifica toda la maldad del ser humano dista bastante del gigante que podemos encontrar en el poema original. Y sí, el resultado final vuelve a dar de pleno en el centro de la diana. Esta nueva versión da pie a un comportamiento brutal, carente de moral y más cercano a un animal salvaje que a una persona. Se nota que el artista nacido en Ourense ha puesto especial empeño en el diseño del personaje, haciendo especial hincapié en el comportamiento y en el lenguaje corporal con el que se mueve por las páginas. Con un claro predominio de tonos oscuros y el color rojo escarlata, este ser termina por convertirse en la personificación del terror, adentrándose en la conciencia del lector con cada aparición que hace a lo largo del relato.

Una épica que continúa en los siguientes actos de la obra, como en los enfrentamientos contra la madre de Grendel y, siendo rey de los gautas, contra un dragón al que tendrá que vencer para seguir acumulando gloria y no verse despojado de la que ha alcanzado hasta el momento. Todo ello reflejado con una serie de técnicas con las que Rubín consigue dejarnos boquiabiertos con cada página que pasamos. Un derroche visual que consigue trasladar a las viñetas todo el contenido del poema original, un preciso despliegue de referencias que nos atrapa desde el inicio y no nos suelta hasta haber finalizado la lectura en su totalidad. Además, podemos apreciar una constante evolución en el trabajo de Rubín, cuyo inconfundible estilo se verá reforzado con originales recursos que no hacen más que enriquecer el resultado final. Si sumamos el inmenso trabajo de García a la hora de adaptar el texto original, este Beowulf se gana, con pleno derecho, una calificación de sobresaliente y tenemos la suerte de contar con una nueva edición plagada de material extra que añade más interés, si cabe, al que ya exhibía.

Beowulf Edición Décimo Aniversario
V.V.A.A. Astiberri. 39,00 € (296p.) ISBN: 9788419670212

Y hemos tenido que esperar hasta final de año para poder disfrutar de uno de los mejores títulos que nos ha dado este 2023. También de la mano de Astiberri nos llega lo último de Paco Roca, El abismo del olvido, un relato duro en el que todo gira en torno a la memoria de un país, alrededor de un momento de vergüenza y barbarie en el que miles de republicanos fueron asesinados durante la Guerra Civil. Unos represaliados por el régimen franquista cuyos familiares han mantenido una lucha constante para poder recuperar sus restos y darles así una sepultura digna. No ha sido un camino fácil puesto que el poder político conservador ha puesto siempre trabas y obstáculos a las exhumaciones demandadas por los descendientes de estos ajusticiados.

Un guion para el que Roca ha contado con la ayuda del periodista Rodrigo Terrasa, juntos han dado forma a la historia de Pepica Celda, una luchadora que no cesará en su empeño por recuperar los restos de su padre, José, fusilado en septiembre de 1940 por el régimen franquista junto a otros once hombres en el cementerio de Paterna para ser enterrados a continuación en una fosa común. Pepica pasaría a ser conocida como la última persona en recibir subvención por parte del gobierno gracias a la Ley de Memoria Histórica, ayudas que terminarían desapareciendo debido al cambio de fuerza política que tuvo lugar en nuestro país.

No será el único personaje importante el de Pepica. A ella se le va a sumar otro nombre a tener en cuenta, Leoncio Badía. Mientras el grupo de arqueólogos que trabajan en la exhumación de la tumba 126, lugar en el que se encuentran los restos de José, aparece Maruja, una anciana hija del sepulturero del pueblo durante aquellos dolorosos años, Leoncio. Un trabajo que le permitiría ayudar a los familiares de los asesinados, conservando algún recuerdo de sus seres queridos y arriesgándose a dejar entre los cuerpos algún elemento o pista que pudiera ayudar a identificar el cadáver en un futuro lejano.

Todo ello confluye hacia un mismo punto, un sincero y honesto homenaje a todas esas víctimas pero, sobre todo, a los supervivientes que han tenido que soportar el dolor por sus respectivas pérdidas a lo largo de los años. Los miles de asesinados y represaliados que permanecen enterrados en cunetas y tumbas anónimas merecían ser recordados una vez más, que no cayeran en el olvido de una memoria atacada sin piedad por intereses de índole política y económica.

Basta echar un ligero vistazo a las últimas obras firmadas por Paco Roca para darse cuenta que se ha convertido en una suerte de cronista gráfico que bucea en la historia reciente de nuestro país para conseguir la inspiración que mueve sus historias. Títulos como El invierno del dibujante, Regreso al Edén o Los surcos del azar así lo atestiguan, conformando todos ellos un microverso compartido en el que las sensaciones provocadas guardan un denominador común, otorgando una voz a todos aquellos que, por una razón u otra, fueron silenciados sin poder contar sus experiencias.

Tomando como punto de partida la investigación realizada por Terrasa acerca de la vida de Pepica y la conexión establecida entre su padre y Leoncio, el guión de El abismo del olvido se va a mover entre escenas acontecidas en el pasado y otras que tienen lugar en el presente. Los terribles y sangrientos fusilamientos, el posterior trabajo de enterramiento, los trabajos de exhumación y la incansable lucha de la mujer son solo algunos de los elementos imprescindibles para que el relato de Terrasa y Roca avance con paso firme, arrojando luz sobre un tema muy delicado y haciéndolo siempre de manera respetuosa y delicada con todos esos recuerdos, siendo presentados objetivamente y haciendo especial hincapié en el lado humano del problema, evitando convertir el tebeo en un discurso político.

En el apartado gráfico, el autor valenciano vuelve a desplegar su estilo agradable de línea clara y soberbia narrativa. Con una limpieza inmaculada, sus páginas lucen mejor que nunca gracias a un acertadísimo uso del color, el cual, casi sin darnos cuenta, se termina convirtiendo en otro personaje más de la historia que potencia el terrible drama subyacente y nos pone las emociones a flor de piel. También emplea diversos recursos a la hora de ilustrar los distintos impedimentos que encuentra Pepica durante el proceso de exhumación o al contarnos la historia de Aquiles, escenas para las que usará un dibujo completamente distinto. El abismo del olvido termina convirtiéndose en una obra escrita desde el corazón, tan emocionante como necesaria y que pone de manifiesto y de actualidad uno de los momentos más oscuros de nuestra historia.

El abismo del olvido
Paco Roca y Rodrigo Terrasa. Astiberri. 25,00 € (296p.) ISBN: 9788419670229

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest