Posesión espiritual y almas perdidas

Nacho Romón. Editorial Isthar. 15,95€ (214p) ISBN: 978 8412444902  

Nacho Romón, Terapeuta de Terapia Regresiva ha realizado más de 4.600 sesiones de Terapia Regresiva Psicoálmica. Forma a psicólogos, terapeutas, y ayuda a artistas, deportistas y empresarios para que aporten al mundo lo mejor de ellos. Ha participado en desposesiones de casas en las que había niños o animales. Romón a través de su libro comparte las enseñanzas y experiencias que le han permitido a él llegar a un mejor entendimiento de la influencia de las almas perdidas, mundo invisible, seres de luz, difuntos errantes… La influencia de las almas de los difuntos sobre las personas vivas se ha conocido hasta hace muy poco como espíritus. Para el autor vivimos rodeados de un mundo invisible con el cual interactuamos sin saberlo en nuestra vida cotidiana, aunque sabe que esto nos cuesta aceptarlo y reconocerlo. Al trabajar con las terapias de vidas pasadas o terapias de regresión (TR), la terapia del alma, eleva a tu conciencia a aprendizajes de otras vidas. Nos explica que algunas almas cuando dejan el cuerpo no van a la luz, son almas perdidas pero no son demonios, aunque a veces lo parezcan. Son seres de luz que han quedado atrapados en este plano, conservan la personalidad, los pensamientos, vicios, rencores, emociones, sentimientos, creencias y virtudes que tenían en vida, permaneciendo anclados en este plano físico. Para las almas desencarnadas no existe el tiempo tal y como lo percibimos nosotros y muchas de ellas no son conscientes de su propia muerte. Dependiendo del tiempo que queden atrapadas en este plano, pueden cambiar y, en algunos casos, volverse oscuras por la imposibilidad de volver al origen, por contacto con otras energías oscuras o humanas que trabajan con la oscuridad, o por la pérdida de contacto con los seres queridos. Explica los tipos de almas perdidas que a su juicio existen y que ha podido no solo estudiar sino ayudar. Almas familiares: pueden ser familiares o amigos muy cercanos. No pretenden hacernos daño, y no se han marchado para poder ayudarnos. Almas oportunistas: no guardan relación directa con la persona y se nos adhieren aprovechando una ocasión o por afinidad. Algunos pueden pegarse a ti mientras fumas porque desean sentir de nuevo lo que es fumar. Los hay que es por un tema sexual. Nos habla de los obsesores kármicos, mistificadores, entidades oscuras y esclavos de la oscuridad, estos buscan venganza, a veces incluso pueden llegar a agredir físicamente, empujarnos, golpearnos, arañarnos o insultarnos. Los mistificadores, se hacen pasar por entidades espirituales haciéndonos creer que hemos sido elegidos para algo muy importante para la humanidad, usan el ego. Un libro muy recomendable. El lector vera la vida y la muerte de una forma muy diferente. La muerte más que un adiós es un hasta luego, ya que la muerte no existe y nuestra alma sobrevive al cuerpo. Un libro y un autor que se han ganado un espacio en las librerías y del que oiremos hablar bastante.