Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Por qué escuchamos a David Bowie

Juan Rapacioli. Gourmet Musical Ediciones (Argentina) 8,50 € (94p) ISBN 978987382349 7

Para hacer un recuento musicalizado sobre la obra de David Robert Jones, Juan Rapacioli evoca, quizá, el valor fundamental en el trabajo del genio inglés que se reinventa en todos los espacios: la fascinación. Y no lo hace sólo deshebrando la cronología de sus discos, sino que pone las piezas del rompecabezas deconstruido durante cincuenta años. Tras el desencanto musical de la década de los sesenta, David Bowie se adueñó de la escena glam. Y no sólo eso: echó mano de todos sus recursos histriónicos para darle vida y muerte a personajes que se quedaron para siempre en el imaginario colectivo. La poética de vanguardia que rebasa el plano musical y lo lleva, incluso, a imponer tendencias de moda. En este libro, el autor argentino divide los actos entre el Major Tom, Zaratustra, Ziggy Stardust y The Thin White Duke hasta llegar a Blackstar, la obra maestra con la que Bowie deja el plano terrenal y baja el telón de donde sale la leyenda. Inmortal. Su discografía, pues, deja ver los cambios estéticos, sonoros, espirituales,  y siempre teatrales. Pop, rock, metal, filosofía, Nietzsche, el espacio, el tiempo, el arte y siempre la muerte son los elementos que conforman no una carrera musical de medio siglo, sino una heterogénea obra de teatro que nunca termina. En este libro, el protagonista es presentado como el anfitrión que invita a enfrentar lo desconocido. Al final, apunta el autor, Bowie es una forma de entender el mundo.