Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Polvo

Pita Amor. Torremozas. 14,50 € (88 p) ISBN 978 847839844 7

«Nada de comparaciones odiosas, aquí se trata de un caso mitológico». Eso dijo de ella Alfonso Reyes. Poeta, escritora, modelo, musa… amiga de Diego Rivera, Picasso, Dalí, Frida Khalo, Gabriela Mistral o Juan Rulfo. El caso de Guadalupe (Pita) Amor (Ciudad de México, 1918-2000) no tiene igual en la poesía mexicana. Su exhibicionismo fue a la par que la hondura de sus poemas, que siguen ejerciendo una gran influencia en las generaciones posteriores. «¡No te compares con tu tía de fuego! ¡Yo soy el sol, muchachita, apenas te aproximes te carbonizarán mis rayos!», le dijo ella en 1954 a su sobrina, Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013, autora de la introducción de esta nueva edición de Polvo, su obra más representativa. «Pita Amor le cantó a Dios y ella misma fue Dios», concluye Poniatowska en este texto, incluido en su serie de retratos de las imprescindibles de la cultura mexicana Las siete cabritas.

Con las palabras de Poniatowska y los poemas originales de la primera edición de Polvo, publicada en 1949, Torremozas articula esta nueva versión que sirve sorprendiendo por su metafísica vibrante y personal. «Mi polvo al polvo remito, / dejo de ser… ¡y soy todo!», escribe. El polvo enamorado de Quevedo es el protagonista absoluto de esta obra donde la poeta mexicana interpreta la vida a través de la muerte, la existencia a partir de la inconsistencia, la eternidad desde la futilidad. Un caso mitológico.