Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Lo raro es no sentir nada

Rosana Stellavato. Liberoamérica, 7,49 € (156 p) ISBN 978 987475813 2

Rosana Stellavato (Argentina, 1962) publica su primera novela en tercera persona, desde la mirada de Paula y con el desamor como preámbulo. Una sala de chat es la escena donde la protagonista y Alicia hurgan, se aventuran y se encuentran. El parcial anonimato virtual impulsa cualquier origen a materializar lo que supone urgencia. Buenos Aires es la cancha donde sucede la historia entre dos mujeres, adultas con equipaje amoroso diverso (Paula con restos de un naufragio reciente y Alicia casada) y una larga vereda por andar. Este es un relato privado, de pocos personajes, en un tiempo tan actual como las relaciones on line y tan antiguo como las más básica de las manifestaciones afectivas físicas. Celos, deseo, incertidumbre y búsqueda infructuosa de certezas. Nimiedades cotidianas llevadas al límite de lo sostenible, tan usuales en el miedo, el fastidio o la fuga. Hitos provocadores en vidas ordinarias que apuran valiosas decisiones. Crisis puntiagudas, a veces para perpetuar, transformar y otras —desde las buenas intenciones— para restaurar. La narrativa recorre las prácticas de un grupo parcialmente liberal, que exhibe involuntariamente el veredicto liviano o la disimulada curiosidad lasciva. La autora apela a su profesión de psicóloga para poner los acentos necesarios en los pasajes que construyen este relato. El psicoanálisis —tan explorado y habitual en Argentina— es una sutil constante. Lo raro es no sentir nada cuestiona las motivaciones de acercarnos a alguien y exhibe la ilusoria simpleza de erigir una auténtica relación amorosa.