Lectura digital a todo color

PocketBook, tercer fabricante de e-readers del mundo, potencia su desarrollo tecnológico de tinta electrónica con el sistema Kaleido

“Nuestro cliente es un lector fiel y muy curtido”, dice la responsable de ventas y marketing de la empresa en España, Patricia Escuredo

No es un gadget tecnológico más, es la puerta a un universo de contenidos, a ebooks, audiolibros o podcast, a formatos digitales derivados del libro que han reflejado un importante tirón en los últimos diez años. El e-reader ha sido el fiel acompañante de esta eclosión, muchas veces vista con recelo desde el aristocrático papel, y es el principal dispositivo para leer libros digitales, por encima de ordenadores, tabletas y móviles.  “La gente se ha digitalizado a marchas forzadas, pero no hay nada contra el papel. Lo digital y el papel conviven y se retroalimentan en la industria del libro”. Así lo ve Patricia Escuredo, responsable de Ventas y Marketing en España de PocketBook, el tercer fabricante de e-readers del mundo –tras los gigantes Amazon y Kobo­– y el primero en introducir en Europa la tecnología de tinta electrónica a color, el sistema Kaleido.

PocketBook nació el año 2007 y tiene su sede en Lugano (Suiza). Su implantación inicial fue en los países del este de Europa, desde donde se extendió hacia Alemania y Francia, mercados en los que ha conseguido gran implantación, y de ahí a otros como España o Italia. PocketBook busca ahora aumentar su implantación en Asia, iniciando en 2020-2021 su comercialización en  China, Malasia y Vietnam, así como en Emiratos Árabes. Con presencia en más de 40 países, también ha comenzado su expansión en Latinoamérica, donde de momento, tiene implantación en México.

Hace más de dos años, PocketBook desembarcó en España. Y en 2020 lanzó su primer modelo con tinta a color, el PocketBook Color. Lo que pasó entonces es bien conocido. En marzo del año pasado se decretó en España el estado de alarma y se impuso un confinamiento para luchar contra una pandemia que aún golpea con fuerza. “A nosotros en este periodo no nos ha ido mal”, dice Escuredo coincidiendo así con otros agentes del sector del libro en general, y del digital en particular. Ahora continúan con los lanzamientos de dispositivos, en esta tecnología de tinta a color, que ha permitido acceder a un mundo de gráficos al que la escala de grises no podía llegar de la misma forma. “Hemos apostado por seguir innovando”, añade en referencia a los avances que muestra tanto en hardware como en software.

En febrero de 2021 la empresa ha lanzado un e-reader con una pantalla de 7,8 pulgadas capaz de mostrar 4.096 colores, el modelo PB741 Pocketbook InkPad Color, lo que PocketBook entiende que le posiciona como un dispositivo perfecto para leer cualquier tipo de contenido, incluyendo los libros normales en blanco y negro hasta llegar a comics, novela gráficas, libros infantiles, periódicos, revistas o documentación empresarial o académica, todos aquellos elementos para los que la falta de color hacía que perdieran gran parte de sus detalles, y quizá su interés para los lectores, en un e-reader.

La empresa ha sido la primera en introducir en Europa la tecnología de tinta a color. Sus competidores han preferido por el momento mantenerse en esquemas más tradicionales. “Nuestro cliente es un lector fiel y muy curtido”.  Además, PocketBook ha optado por crear un ecosistema abierto, en el que se puede acceder a diferentes formatos de ebooks y; a través de su app PocketBook, sincronizar la lectura de un usuario en distintos dispositivos (ereader, smartphone o tablet). “Así llegamos a un lector ávido, que puede leer en todo tipo de dispositivos y en cualquier momento de su día a día”.

Pocketbook ha combinado la gama alta de dispositivos, que permite la nueva tecnología, con una gama más asequible que le hace posible mantener la competitividad en el mercado de los ereaders. Los precios de sus dispositivos se mueven en una amplia horquilla entre los 80 euros y los 400 euros, aunque su producto más exitoso se encuentra en la franja de los 125 euros. El diseño de los dispositivos es de fina factura y agradable al tacto y, en toda su catálogo se aprecia un peso muy ligero por dispositivo, un ejemplo es el Touch Lux 5 con un peso de 155 gramos, que permite desplazarse a todas partes con él. A esto se suma su gran capacidad de memoria y una batería que aguanta sin recargarse casi un mes.

Un paso más en la evolución en España del negocio de PocketBook será la creación de una tienda online de ebooks, al igual que ya existe en Alemania, como operador de venta de libros.

La empresa considera satisfactorio su volumen de ventas en España, aunque su entrada en el mundo de las librerías independientes está siendo mas lenta. “No hemos conseguido de momento situarnos en estas librerías como una alternativa para la lectura; en las cadenas es otra cuestión, aquí nos llaman para que estemos físicamente”, señala Patricia Escuredo, que, no obstante, cree que se dará esta posibilidad en todos los ámbitos dado el avance del segmento digital en el mundo editorial.

“Cuando se publican los informes del sector del libro, siempre se señala que la cuota de ventas del mercado digital es residual frente al mercado en papel, y en datos globales ha podido ser así antaño, pero ‘ojo’, la cuota del mercado digital se ha disparado en los últimos cinco años, y el confinamiento y la pandemia han hecho eclosionar esta tendencia en tono ascendente”, añade la responsable de Ventas y Marketing de PocketBook España.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *