Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Ladridos lejanos

Alexsandr Kuprín, Traducción de Alejandro Ariel González. Poklonka, 10 € (108 p) ISBN  978 958526981 1

El repertorio de cuentos del ruso Alexsandr Kuprin es famoso, no solo por la belleza de sus relatos, sino por estar poblado de animales: elefantes, estorninos, caballos, gatos, cabras, monos, osos y desde luego, sus favoritos, los perros. Los animales junto con los niños constituyen el tema central de la literatura del autor. La cuidada traducción de Ladridos lejanos, de la editorial colombiana Poklonka especializada en literatura rusa y nórdica, reúne ocho memorables historias en las que los protagonistas son perros, todos diferentes: Sapsán un enorme e inteligente medelián de más de cien kilos, arriesga la vida para salvar a su pequeña amita. Ralf, un excelente setter irlandés, compite en sagacidad con el astuto detective Sherlock Holmes y ayuda a resolver el robo de una valiosa joya; cuando el camioncito de la perrera atrapa a varios canes en la calle, los compañeros de prisión discuten sobre la condición de los humanos, “no son ni mejores ni más dignos, sino más fuertes e inteligentes”; un cementerio de mascotas da cuenta del amor y la gratitud de sus amos. Kurpin, famoso por su amor a los perros, cuidaba de ellos, los alimentaba,  y cuando era necesario los curaba, y con su pluma se aseguró de hacer el digno homenaje a sus virtudes. Corteses y tímidos, valientes y aguerridos, astutos e inteligentes, juguetones o silenciosos, los protagonistas de estos entrañables relatos reflejan el carácter, la lealtad, la inteligencia y la nobleza de su especie.