La venta online convulsiona a las librerías

Bookshop.org y Todostuslibros.com defienden su compatibilidad pero el debate entre los libreros independientes crece ante los diferentes modelos de negocio 

Un conato de revuelta entre algunos libreros obliga a la organización gremial Cegal a intensificar las explicaciones sobre su papel para exigir la equidad en el mercado 
Todostuslibros.org tiene 360 librerías que comercian a través de ella y 800 compartiendo datos, mientras que Bookshop.org cuenta con 250 librerías asociadas

El desembarco de Bookshop.org no ha sido todo lo tranquilo que se esperaba. La empresa anti-Amazon —así se presento ella misma sin problema cuando se creó en Estados Unidos—, la empresa que llegó como la defensora de las librerías, ha encontrado un escollo precisamente en parte de este sector. No en todos. De hecho, ya hay muchas de ellas que están inscritas. “Parte de nuestro trabajo es explicar el proyecto —afirma uno de los promotores de Bookshop.org en España, Marc Subirats— y las librerías poco a poco lo van entendiendo”.

La llegada de Bookshop y el ruido creado no es más que las muescas de un encaje necesario, pero más sencillo de lo que parece, dificultado por la extrema sensibilidad de un sector que está en continua transformación y que tiene en los independientes —en este caso libreros, pero vale igual para editores— la parte más débil, pero también la más luchadora. Bookshop abrió sus virtuales puertas en España el pasado mes de abril como una plataforma online de venta de libros a la que se asocian librerías independientes. Es el tercer país del mundo en el que se implanta después de que naciera en Estados Unidos a principios de 2020. Ese mismo año se puso en marcha en el Reino Unido, con gran éxito en ambos casos. Sus promotores defienden que se trata de una plataforma que permite que los usuarios que compran libros por internet acudan a ella en vez de a las grandes y que la mayor parte el beneficio vaya directamente a las independientes asociados a ella que se evitan los gastos administrativos, de almacenamiento y distribución. 

Para ello contactaron, igual que en los otros dos países, con las librerías y sus organizaciones. Llegaron a un acuerdo con la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), promotora de Todostuslibros.com, con un pacto de buenas prácticas que fue hecho público a finales del mes de marzo. Algunos libreros no vieron con buenos ojos este acuerdo, criticaron cuestiones como la política de datos, una de las grandes fuentes de ingresos en este sector y en toda la economía digital. Algunas librerías, sobre todo de Madrid, cuestionaron el modelo. “No se trataba de un acuerdo, sino de un pacto de buenas prácticas, donde tratábamos de obtener las mejores garantías para los libreros”, señala el portavoz de Cegal, Álvaro Manso. 

En la reunión celebrada el 9 de abril por la junta directiva de Cegal se dieron a conocer una serie de dudas por parte de los gremios, fundamentalmente del de Madrid. El presidente del Gremio de Librerías de Madrid, Enrique Pascual, señala a Publishers Weekly en Español que la única pretensión era “que se aclararan bien todas las cuestiones que fueran importantes para nuestra capacidad de decidir”. Parece que el asunto se ha calmado un poco, pero en aquella reunión se llegó a dar cuenta de que libreros madrileños se oponían radicalmente y censuraban la actitud de Cegal por llegar a un acuerdo, aunque la organización gremial subraya que no hay acuerdo operativo alguno. Según algunas fuentes, en aquella junta directiva se habló de una reunión previa con cerca de cuarenta libreros madrileños, que equipararon a Bookshop con Amazon y se pedía a la organización gremial que se volviera a sentar para discutir cuestiones espinosas, como que se trabajara con un solo distribuidor o el control de los datos. 

La opinión de los asociados

“Nosotros hicimos una encuesta entre nuestros asociados para saber qué opinaban y hubo de todo —cuenta Enrique Pascual—, desde los que están muy en contra hasta los que ven que puede ser útil”. En general, agrega el presidente de la gremial madrileña, se oponen aquellos que tienen más desarrollada su propia web y las ventas que realizan a través de ella.

Pero es que además está el escollo de la posible duplicación de esfuerzos. Cegal ha lanzado al comercio electrónico Todostuslibros.com y muchos ven una posible competencia en la aparición de Bookshop. Ambas partes defienden la compatibilidad, aunque lo cierto es que en el pacto de buenas prácticas de marzo no se pudo esquivar esta cuestión. 

Álvaro Manso puntualiza que desde Cegal no están en absoluto en contra de Bookshop.org. “Pero es que tampoco estamos en contra de Amazon. Todo el mundo es libre y no se pueden poner puertas al campo”, dice. El problema es que se cumplan las normas, algo que no siempre ocurre, y eso es lo que se habría garantizado con las conversaciones entre ambas partes. Lo que sí defiende Manso, y esto es otra de las grandes polémicas, es el modelo de la plataforma Todostuslibros.com, auspiciada por Cegal, frente a Bookshop.org, aunque reitere que ambas son compatibles. “Somos 1.500 librerías y cada una tiene su forma de ver las cosas”, dice.

Marc Subirats afirma desde Bookshop que esta plataforma nació como un elemento de defensa para las librerías y evitar así que todo el comercio electrónico del libro fuera a las grandes plataformas, no sólo a Amazon. También considera que es un proyecto complementario con Todostuslibros.com, pensado para que casi todo el beneficio vaya a las librerías directamente. 

Bookshop nace en España a partir de los responsables de una librería independiente. Marc Subirats y Marta Marrón, desde la librería La Memòria del barcelonés barrio de Gracia, buscaban alternativas en plena pandemia y contactaron con el creador de Bookshop, el empresario estadounidense Andy Hunter. Poco antes se había hecho en Reino Unido, lo que implicaba la cesión de la tecnología necesaria para crear la plataforma. Ahora, en otros países se ha mostrado interés, como en Italia. 

De momento, en España hay 250 librerías de todas las provincias que se han asociado y que ya venden libros a través de Bookshop. Las librerías se llevan un 25 por ciento neto de las ventas (por venta directa estaría según los casos en torno al 30 por ciento de margen bruto) a cambio de que Bookshop se encargue de toda la logística del proceso, incluyendo el almacenamiento y envío, que suponen un elevado coste y que reducen el margen bruto, algo que no ocurre con este sistema. De este modo, según sus promotores, se reduce el margen, pero los ingresos son limpios y no implican otros costes que al final suponen un menor beneficio. “Bookshop sólo necesita ser sostenible para revertir todo el beneficio a las librerías”, apunta Subirats. Para ello negocia con editores y distribuidores un margen que permita cubrir los costes operativos.

Para ponerlo en marcha se ha hablado con Cegal, igual que en Estados Unidos y en Reino Unido se hizo con las respectivas asociaciones de libreros. Las primeras conversaciones que dieron lugar al pacto de buenas prácticas tendrán ahora que continuar. Marc Subirats defiende la rentabilidad que tiene este modelo para las librerías. Recuerda que, en Estados Unidos, desde que comenzó a funcionar a principios de 2020, las ventas se sitúan en torno a setenta millones de dólares, de los que 14 millones han llegado limpios a las librerías. Este último dato se puede además ver en el contador que hay en la pagina web, que indica en tiempo real el dinero que va a parar directamente al sector. “Hay un objetivo claro de transparencia”, agrega. 

El responsable de Bookshop añade que no hay ningún problema con la gestión de datos, puesto que las librerías tienen acceso continuamente a los de sus clientes a través de la web si así lo desean y pueden incorporarlos a sus bases. Además, rechaza también que puede considerarse a Bookshop como una empresa multinacional que desembarca en España desde Estados Unidos, cuando lo que hay es una cesión sin coste de la tecnología, e insiste en que las librerías cada vez entienden mejor el proyecto. 

No se cuestiona el modelo

Desde Cegal, Álvaro Manso no trata de cuestionar este modelo, pero cree que es más ventajoso para las librerías el de Todostuslibros.com. La plataforma lanzada desde esta organización gremial cuenta ya con 360 librerías asociadas para el comercio electrónico, que llegan a 800 en cuanto a disposición de datos y fondos. Su puesta en marcha se aceleró con la pandemia y si bien ya estaba creada desde hace años como elemento de información de fondos, en octubre del año pasado se habilitó por fin su función comercial. De ahí que ya esté rodada su capacidad de adaptación. “Se trata de un elemento más versátil”, añade. 

En Todostuslibros.com “los libreros trabajan con su propio fondo”, no con el de los distribuidores, y “todo el beneficio va directamente para ellos”, puesto que la plataforma no recibe nada por la gestión. En el caso de Bookshop, cree que “se produce una cesión de parte del margen”, lo cual puede ser aceptado por el librero si así lo estima cada uno dentro de las necesidades de su negocio, pero, en su opinión, no es tan atractivo. Además, se puede elegir entre distribuidoras. Otra cosa son los servicios de dropshipping, en los que la tienda no mantiene los servicios en stock, sino que está en manos de un tercero, de modo que hay un ahorro de costes. “Estos servicios ya son ofrecidos por las distribuidoras mas importantes”, subraya Álvaro Manso. 

¿Quién responde mejor?

“Creo que Todostuslibros responden mejor a la filosofía de las librerías independientes”, añade el portavoz de Cegal, que insiste en que cada librero puede buscar el modelo que mejor se adapte a sus necesidades y su incorporación a cada plataforma es individual, y además la interlocución de la organización gremial se debe solo a la necesidad de garantizar unas condiciones justas. Esto sí ha sido necesario aclararlo a los libreros en reuniones posteriores al conocido pacto de buenas prácticas.

En la reunión citada de la junta directiva de Cegal, sus miembros tenían claro que Bookshop es una empresa privada fuerte que ya está aquí y ha venido para quedarse, pero les preocupaba que entre los libreros cundiera la sensación de que se les ofrecía servicios a los que Todostuslibros.com no llega, lo cual, en su opinión, no se ajusta a la realidad. Esto ha obligado a un intenso trabajo interno de Cegal para explicar la diferencia de las dos plataformas, y, sobre todo, el papel que juega la organización en unas conversaciones con Bookshop que aún se mantienen vivas. 

El pacto de buenas prácticas incluía alusiones al respeto de la Ley del Libro y la diversidad empresarial de las librerías. También contemplaba la posibilidad de que hubiera algún miembro de Cegal dentro del consejo asesor y de Administración de Bookshop, aunque esto no está cerrado. De momento, parece que el fuego en Cegal se está controlando después de los contactos con los libreros fundamentalmente de Madrid —aunque las críticas y dudas no se han ceñido a este territorio—, pero el diálogo interno por un lado y las conversaciones con la empresa por otro no se han parado. 

“Al final —expone desde Bookshop Marc Subirats para defender la colaboración— lo importante es luchar por ayudar a las librerías de una forma u otra”.  Mientras tanto, Amazon y las grandes plataformas siguen convulsionando al sector, aunque las librerías aguantan como el principal lugar de compra del libro impreso. Habrá que esperar para ver si estas plataformas de ventas de libros sirven para que el negocio online del libro se realice en un entorno equilibrado. 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *