Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

La naturaleza como totalidad

Henri Bortoft. Atalanta, 32 € (544 p) ISBN 978 84 1207439 0

¿Por qué escribiría alguien en la década de 1990 un libro sobre la visión científica de Goethe? Esa es la pregunta que se hizo Henri Bortoft (1938-2012) en la introducción al libro La naturaleza como totalidad, publicada por la exquisita Atalanta y traducido por Antonio Rivas. Todo comenzó cuando en los años sesenta del pasado siglo el físico estadounidense David Bohm le enseñó al entonces científico británico el problema de la totalidad en la teoría cuántica. Quién le iba a decir a Bortoft que la explicación a ese grave asunto lo hallaría en los textos científicos del célebre poeta alemán J. W. Goethe. Lo que Bortoft realiza en su libro más celebrado es explicar con la claridad de un solvente divulgador la fenomenología hermenéutica del dramaturgo alemán. Es una aproximación a una ciencia de la naturaleza que complementa las corrientes más sólidas en la actualidad. En estas dos lecturas, en sus paralelismos y las dudas que entre ellas crean, está el mérito de un texto que rescata la conciencia holística, es decir, la conciencia de una totalidad, cada día más necesaria. El autor pontifica al final de su introducción la vigencia en el mensaje de Goethe: “Hace casi doscientos años descubrió por sí mismo la historicidad de la ciencia y la expresó de forma sucinta cuando dijo: ‘Podemos atrevernos a afirmar que la historia de la ciencia es ciencia en sí misma’”. La naturaleza como totalidad es, en realidad, el complemento de un libro inmediatamente anterior titulado en el catálogo de Atalanta titulado La metamorfosis de las plantas, de Goethe.