La Casa del Libro cambia Tagus por Vivlio como solución de lectura digital

El 17 de noviembre de 2011 La Casa del Libro anunciaba, de manera decidida, su incorporación al mercado del libro electrónico, y lo hacía a través de Tagus, una plataforma que incluía libros en la nube, accesibles online y offline desde cualquier navegador, desde smartphones y tablets, o desde su propio eReader, porque Tagus, nació con un eReader incorporado, el Tagus BQ; y, por supuesto, con su propia solución de lectura digital interna.

Hoy, 11 años después, en un comunicado enviado a los editores, al que hemos podido tener acceso desde Publishers Weekly, la Casa del Libro, informaba de que, a partir de noviembre de 2022, la solución de lectura digital Vivlio, sustituirá a Tagus Books. La cadena de librería argumenta su decisión en la necesidad de «estar a la vanguardia de los avances tecnológicos e incrementar nuestras prestaciones».

En este proceso de transición que ahora comienza Tagus Books continuará funcionando con total disponibilidad y sin restricción alguna.

Desde La Casa del Libro anunciaban con entusiasmo este cambio de solución de lectura digital «Estamos convencidos de que la colaboración con un proveedor de lectura digital tan prestigioso y experto como VIVLIO resultará en un gran beneficio para el proyecto que nos ocupa, por lo que será esta solución en la que Tagus Books, a partir de noviembre 2022, almacene los eBooks y a través de la que se facilitará el acceso a y la descarga de los eBooks que adquieran los clientes de Tagus Books.

Vivlio, la empresa francesa que apostó por el libro electrónico

Al mismo tiempo que La Casa del Libro anunciaba Tagus, en Francia, el librero Gillaume Decitre, presidente de la cadena de librerías que lleva su apellido, creaba TEA, The Ebook Alternative, que buscaba ofrecer a los profesionales del libro una alternativa a Amazon-Kindle y Rakuten-Kobo.

Asentado en Francia, TEA, expandiría su mercado al resto de Europa en 2018 cuando Divibib, filial del grupo alemán EKZ y líder europeo en el mercado de préstamo de libros digitales a bibliotecas, les eligió como socio. Con el deseo de acabar con el uso del sistema de protección de libros electrónicos de Adobe, demasiado complejo y caro, la empresa alemana optó por CARE, el sistema de protección desarrollado por TEA. 

En 2019 TEA se convierte en Vivlio, en un deseo de mostrar su afiliación con los orígenes del libro, para subrayar nuestra intención de confiar en los jugadores tradicionales del sector. incluir la tecnología digital en la gran historia de la lectura , ya que “vivlio” significa “libro” en griego.

En 2021 lanzaron My Vivlio , su propia plataforma de lectura enlazada con otros medios de lectura Vivlio: sus propios eReaders, pero también smartphones y tabletas gracias a la aplicación Vivlio . Que para el lector, ofrece la seguridad de encontrar y organizar toda su biblioteca de libros electrónicos y audios esté donde esté, de iniciar una novela en su lector para continuarla en su móvil y de encontrar sus futuras lecturas en cualquier momento del día y de la noche.

A finales de 2021 Vivlio contaba con más de dos millones de usuarios en Francia, Alemania y Bélgica, más de mil puntos de venta que distribuyen sus lectores y al cerrar su ejercicio 2021 con una facturación de casi 11,5 millones de euros, Vivlio se acercó al 40% de crecimiento anual.

La Casa del Libro se convierte así en el principal socio comercial de Vivlio que suma un mercado más en su conquista de la lectura digital en Europa

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest