Grietas de América, grietas entre razas

Doscientos cincuenta kilómetros, apenas tres horas por carretera. Es la distancia que separa dos tumbas: una en Baltimore y la otra en Charlottesville. Freddie, un joven negro del barrio más pobre de Baltimore, muere a manos de la policía un año y medio antes de la llegada de Donald Trump al poder. Meses después de su toma de posesión, cientos de supremacistas blancos marchan con antorchas por las calles de Charlottesville y Heather es asesinada por un neonazi. Ni siquiera han pasado tres años entre las dos muertes, pero en ese tiempo el país —y probablemente el mundo occidental— ha cambiado para siempre. En medio de las turbulencias, el periodista navarro Mikel Reparaz recorre Estados Unidos en este libro editado por Península en busca de historias que ayuden a entender una sociedad dividida por el conflicto racial y las heridas del pasado.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Una respuesta

  1. En realidad nada ha cambiado. La historia de racismo en el continente Americano tiene sus origenenes en el genocidio de las razas que habitaron el continente al llegar los Europeos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *