El colectivo LIJ se posiciona ante la salida de SM de Argentna

SM se marcha de Argentina. Es un hecho, y aunque ha traspasado parte de su catálogo a Ediciones Logos, no son pocos los autores e ilustradores de libros publicados en Barco de Vapor que han recibido una notificación por mail en las que se les informaba de la rescisión de su contrato. El mail, firmado por el director ejecutivo de SM, Vitor Hugo Vicente, también anunciaba que los libros en poder de SM serían destruidos e invitaba a los autores a retirar, sin coste, treinta ejemplares de sus obras antes de proceder a la destrucción. 

El Colectivo LIJ de Argentina (Colectivo de Literatura infantil y juvenil), ante esta situación, ha emitido el siguiente pronunciamiento:

Ante la decisión de la salida definitiva de nuestro país de la editorial española SM y sus graves consecuencias para los autores y autoras que tienen sus obras allí publicadas, desde el Colectivo LIJ queremos expresar nuestro repudio y nuestra máxima preocupación  no sólo por la manera en que dicho retiro y cierre viene siendo realizado desde 2018 y consolidado en estos días, sino también por el proceder con respecto a esta decisión. Consideramos inapropiado no sólo el modo en el que desde la empresa se avisó a los autores y autoras perjudicados acerca de la partida, sino la “solución” propuesta en la que se incluye como opciones el retiro de algunos de los ejemplares o su destrucción a corto plazo.

Sabemos que la destrucción de libros es una práctica usual de las editoriales que, incluso, figura en muchos de los contratos que firmamos, pero el picado de cientos de miles de ejemplares es una decisión empresarial que no podemos dejar de repudiar en días cercanos al mes de la memoria y al inicio del ciclo escolar. Con más del 50% de las infancias debajo de la línea de pobreza, creemos que la lectura de buena literatura es necesaria. La empresa debería hacerse cargo de la logística para distribuir dichos ejemplares entre las infancias expulsadas del tan mencionado «mercado».

Con el cese de actividades por parte de SM se perderá una importante fuente de trabajo, un espacio de publicación y un valioso catálogo conformado por numerosas obras de alrededor de 250 autores.

Como Colectivo que tiene su interés centrado en la literatura destinada a las infancias y adolescencias, queremos hacer visible esta situación ya que consideramos que el trabajo y la producción a partir de la palabra literaria debe estar salvaguardado, garantizado y respetado por quienes se responsabilizan de su publicación. Desde nuestro lugar de escritores, ilustradores y promotores de literatura destinada a las infancias creemos que los derechos de las personas como trabajadores y trabajadoras de la palabra en calidad de autores deben primar por sobre los intereses empresariales y comerciales.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest