Amazon Estados Unidos pone fin al alquiler de libros de texto y revisa las suscripciones a periódicos y revistas

Según informa Jim Milliot en la versión estadounidense de Publishers Weekly, Amazon suspende dos iniciativas para el próximo año en Estados Unidos: su política de alquiler de libros de texto y algunas suscripciones a periódicos y revistas. Ambas se eliminarán progresivamente a partir de principios de 2023.

Según la portavoz de la empresa, Lindsay Hamilton, estas acciones forman parte de una revisión anual del rendimiento de diversos negocios. «Tras una evaluación de nuestros alquileres de libros impresos y nuestras suscripciones a revistas y periódicos y ventas de números sueltos, hemos tomado la difícil decisión de interrumpir estos servicios. No hemos tomado estas decisiones de forma precipitada e iremos eliminando progresivamente estas propuestas a lo largo de varios meses. Seguiremos apoyando a clientes, proveedores y editores durante este periodo».

El programa de alquiler de libros impresos se cerrará durante el próximo semestre. En cambio, el alquiler de libros de texto digitales de Amazon USA no se verá afectado por esta medida. Además, la empresa ya ha confirmado que seguirá vendiendo libros nuevos y usados en su plataforma. En total, la empresa seguirá teniendo alrededor de dos millones de libros de texto en venta o alquiler.

El año que viene también se reducirán las suscripciones a revistas y periódicos, impresos y digitales, y las ventas de ediciones sueltas disponibles en Kindle Newsstand. Amazon solía poner a la venta suscripciones a revistas impresas en Estados Unidos, y suscripciones a revistas y periódicos digitales y ediciones sueltas en otros mercados. Ahora, una selección de estos productos se incluirán en el servicio Kindle Unlimited.

El cierre de programas se produce tras los análisis realizados por la empresa para recortar gastos, ya que sus ventas de libros se ralentizaron tras la pandemia. El consejero delegado de Amazon, Andy Jassy, declaró a principios de año que los recortes en toda la empresa implicaban algunas limitaciones y eliminaciones en su mercado del libro, pero que la empresa sigue comprometida con la industria editorial.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest