Alpha Decay, respuestas para inquietudes de nuestra era

Desde el barrio de Sarriá de Barcelona la editorial busca la heterodoxia, la novedad y la anticipación, y anuncia una nueva colección de libros más pequeños y sencillos de producir

Aunque su nombre responde a una variante de desintegración radiactiva, Alpha Decay no tiene nada que ver con la ciencia. De hecho, nació con vocación de publicar sobre filosofía. Su propietario y fundador (y editor de la colección Alpha, Bet & Gimmel), Enric Cucurella, gran coleccionista de libros de ciencia y física, puso en marcha esta editorial hace ya 15 años bajo el padrinazgo de la agente literaria Carmen Balcells. Al equipo, tras unos años, se sumó Ana S. Pareja, quien inauguró Héroes Modernos, ecléctica colección que impulsó la editorial bajo la cual se pueden encontrar títulos de ensayo y ficción, cultura popular o narrativa de corte más clásico o de talentos emergentes.

Una vez Ana S. Pareja deja la editorial en 2017, la sustituyó la joven Julia Echevarría, editora de Alpha Decay que asegura: “La dinámica de la editorial ha consistido en ir sumando líneas y criterios. Cuando recogí el testigo como editora no se produjo un salto ni una ruptura con lo que se había venido haciendo hasta entonces, sino más bien continuidad y ampliación. Lo que sí hemos hecho con el tiempo ha sido ir abriéndonos cada vez a más público. Hace años se publicaban títulos más arriesgados, con un target más limitado, mientras que ahora la intención es conectar con gente más diversa y abrirnos a un mercado más amplio”, explica Julia Echevarría, que ha bebido la industria editorial desde pequeña en su familia

“Alpha Decay busca interpelar a un público no masificado pero diverso, es decir, pretendemos llegar, no solo a lectores diferentes, sino también a diferentes tipos de lectores. También tratamos de responder a las inquietudes propias de nuestra era a través de diversos géneros y con un amplio abanico temático”, cuenta la editora.

Alpha Decay –narrativa y ensayo de cultura popular–, Alpha, Bet & Gimmel –ensayo filosófico– y la nueva Alpha Cómic (dirigida por Alba G. Mora) son las tres colecciones de la editorial, cuya producción recae sobre tan solo tres trabajadores fijos y algunos colaboradores externos. “Publicamos una media de veinte libros anuales, dos por mes, excepto en agosto y diciembre que no se publica nada” explica la editora, quien anuncia que en 2021 aumentarán el nivel de producción incluyendo una colección de libros “más pequeños, que complementen los de la colección general, pero que sean más rápidos y sencillos de producir.”

Alba G. Mora, directora de la colección Alpha Cómic; Enric Cucurella, propietario y fundador, y Julia Echevarría, editora

La edición durante los tiempos del covid

Al igual que tantas otras, esta editorial se ha visto obligada a reestructurar varias veces el calendario este año, pues en los meses de cuarentena no salió ningún libro. “Tuvimos que postergarlos y seleccionar qué títulos queríamos que salieran. No nos atrevimos a publicar algunos que creíamos que tenían mucho potencial para que no se viesen eclipsados por toda la avalancha de publicaciones que hubo al finalizar el confinamiento”, aclara Julia Echevarría, quien reconoce que la pandemia sirvió para pensar, reestructurar y replantear ciertos aspectos, además de para que surgieran nuevas ideas.

La calidad, el interés y la novedad constituyen los principales criterios que Alpha Decay tiene en cuenta a la hora de editar sus títulos. “También que lo veamos defendible en el catálogo de la editorial, que tenga ese aire de familia impreso que constituye un hilo conductor entre todos nuestros títulos, por muy distintos que sean los géneros, los autores y las temáticas que publicamos”, aclara la editora.

Japón perdido, La analfabeta, Hermano de hielo, Der Klang der Familie o Mi vida en la carretera son algunos de los títulos que mejor se venden para esta editorial con sede en el barrio de Sarrià de Barcelona. Aunque hasta ahora lo que publican es principalmente libros importados (textos que ya se han publicado en editoriales extranjeras), Julia Echevarría asegura que próximamente les gustaría “impulsar una línea de producción propia” y generar su propio contenido, algo que “constituye todo un reto”, pero que, aclara, resulta “muy estimulante para cualquier editor”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *